Move Commons Sin ánimo de lucro, Reproducible, Reforzando los Bienes Comunes Digitales, Representativo

Move Commons Sin ánimo de lucro, Reproducible, Reforzando los Bienes Comunes Digitales, Representativo

USO DE IMAGENES DE LOS MIEMBROS DE EXTAMPAS FLAMENCAS

Creative Commons License Fotografías e imagenes de los componentes de Extampas Flamencas is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.

viernes, 23 de marzo de 2018

ANTOLOGÍA DESORDENADA - EXTAMPAS FLAMENCAS. TRASMALLO 2018, LA ISLA

ANTOLOGÍA DESORDENADA -EXTAMPAS FLAMENCAS. TRASMALLO 2018, LA ISLA
Fotografías de Carlos Fernández Rico "Curro del Realejo"

El Guichi del Loro Rojo-La Isla Trasmallo 2018
No es fácil ser gato. Hacen falta tres generaciones continuadas nacidas en Madrid capital. Carlos Fernández Rico es gato del 65 por derecho suyo, de padres y de abuelos. Esto condiciona la visión del mundo. Porque ser de Madrid es punto y aparte y Curro del Realejo, su heterónimo destacado, se hizo en Madrid por nacido y criado. Y por Radio Vallekas con Triste y Azul donde con valentía y coraje le preguntó a Morente si era verdad eso que decían algunos de que no tenía compás. El encuentro memorable con el Chato de La Isla. O aquella excelente entrevista a Juan Moneo El Torta en compañía de su amiga Pili La Negra y Evaristo Fernández. Fue avanzadilla de la era digital flamenca con su tristeyazul.com que sigue vivo y coleando. Y con Alma100, revista flamenca emblemática de los noventa, aportando sus textos y sus fotos en compañía de Gamboa, Javier Primo, Carmen Salmerón, Kyoko Shikaze o José María Castaño. Su visión poliédrica le permite situarse en varios puntos a la vez. Ser sujeto y objeto. Ya nos lo demostró en el Tabanco del TíoGregorio, allí por el Albayzín granadino, donde su Antología Desordenada Vol.II La Sonanta alternaba con el toque desolador de Yerbita flamenco. Yerbita fue acompañante de Pepe Habichuela, amigo personal, igual que Curro del Realejo, de Don Enrique Morente, que por esas cuestas granadinas se perdía para encontrar su casa natal en el número 9 de la Cuesta de San Gregorio. También en Vamos a acordarnos de José, Carlos Fernández nos presentó la iconografía popular y callejera de Camarón en su veinticinco aniversario. Esto aquí, en La Isla en el verano del 17. Ahora en su Antología Desordenada nos da pistas de todo esto que se expone. Nos hace ser observador participante de su obra. Así de simple, así de complejo. Porque lo mismo puede estar en Granada que en Carmona tomando café con el tío Chano Lobato disertando sobre los estilos de soleá. Camaronero, tortainómano y morentiano, su corazón vive en el sur. El sur que le llevó a su militancia isleña y a su inquietud por el Arte Flamenco con mayúsculas. Nos lo cuenta en esta exposición sin trampa ni cartón, directa del escenario al ojo curioso del observador novel o iniciado. Una Antología Desordenada que mantiene el principio entrópico del equilibrio en el caos. Las provincias andaluzas están todas y la novena y décima del arte flamenco también. Es cuestión de observar y dejar que Carlos, Curro y Extampasflamencas nos lo expliquen.

Estas palabras de mi primo Antonio, uno de los grandes Fragüeros, describen, a grandes rasgos, cuales han sido mis "vivencias" con y para el Flamenco desde que conocí, La Isla, a Camarón y a los/as cañaillas, a una muy especialmente. Gracias a la Asociación Flamenca La Fragüa por acogerme, espero que no sea la última vez. 




miércoles, 14 de marzo de 2018

EL PELE CUMPLE AÑOS. T. ALHAMBRA 12/02/2018



Manuel Moreno Maya, El Pele, está celebrando su cincuenta cumpleaños como cantaor de profesión. Entre Madrid y la visita a su Córdoba natal prevista para mayo pasó por el Teatro Alhambra de Granada dentro del ciclo Flamenco viene del sur. Llevó a su hijo José Moreno al cajón, a Jesús Gómez a la segunda guitarra y como primera el NiñoSeve. Éste último nos sorprendió gratamente, se mantuvo en todo momento en su sitio acompañando y luciéndose.
Espectáculo pasado por su filtro unívoco y personal El Pele hizo los cantes a su manera. Comenzó de pie asido a la silla acordándose del añorado Enrique mientras recitaba unas palabras en su recuerdo. De entre todos los palos que interpretó (soleá, malagueña, fandangos…) hay que quedarse con la seguiriya en la que se acordó de una letra que cantaba Morente: “mi ropita, como la vendo, quien me la quiere comprar, por poquito dinero…” Un espontáneo del público saltó, “vamos a hartarnos de llorar”. Y eso precisamente es escuchar a El Pele, reir y llorar, relajarse y alterarse, calma y pelea, clasicismo y anarquía cantaora. Con sinceridad y humildad presentó su “ensalada final” diciendo, “esto es así, a quien no le guste lo que hago…” Y es que hoy por hoy, Manuel es el cantaor que más arriesga en el escenario. Su sentimiento va por delante de su cabeza y eso gusta o no, pero a quienes nos gusta lo escuchamos con el corazón henchido. Gracias Manuel, que cumplas cincuenta años más en la tarea, que lo veamos y que lo disfrutemos. Somos como tú, imprevisibles y anárquicos.
La fecha del concierto en Córdoba por sus 50 años como cantaor aun está por confirmar. La productora Flamenco Bohemio en breve la confirmará.
También queremos felicitar desde este blog al incansable equipo de Vereas Negras que nos deleitan con verdaderas joyas de toda la geografía flamenca.